Han pasado tres meses desde que el peaje de Niquía dejara de cobrar después de ser quemado y destruido en el marco de las protestas. Ya había cumplido su contrato y su desmonte estaba en debate en el congreso.

El también llamado “Peajito” social, que pertenece a la concesión vial Hatovial, tiene como soporte financiar la doble calzada Bello – Hatillo. Su contrato de funcionamiento vencía el 14 de abril del 2021, pero siguieron realizando cobros hasta el día 29 de abril, cuando la ciudadanía “tomó cartas en el asunto” y lo “inhabilitó” por mano propia. Se ubica entre Bello y Copacabana por la Autopista Norte.

(Puede interesarle: PEAJES DEL NORTE DEL ABURRÁ: CONCESIÓN RESPONDE A PROTESTAS)

La petición del traslado de este peaje, más el de Trapiche y Cabildo, lleva más de 4 años en “conversaciones” y hasta el momento no hay decisión concreta o alguna que de indicios de cómo quedará la movilidad en el norte del Valle de Aburrá. Ya existe un comité que respalda el traslado, pero no hay avances ni posibles soluciones. Lo cierto es que la ciudadanía esta inconforme.

Peaje

El peaje llevaba funcionando 16 años, la ANI (Agencia Nacional de Infraestructura) había confirmado su traslado, pero al momento de ser vandalizado, todavía seguía el debate. En redes sociales se alcanza a leer que, si lo reconstruyen, otra vez será destruido. Hatovial dijo que los daños están calculados en alrededor de $5.400 millones de pesos.

El cobro que realizaba el peaje de Niquía iba desde los $2700 hasta los $4000:

  • Categoría 1 – Automóviles, Camperos, Camionetas:           $2.700
  • Categoría 2 – Buses, Busetas:                                               $2.700
  • Categoría 3 – Volquetas, Camiones 2 ejes (350):                 $3.500
  • Categoría 4 – Volquetas, Camiones 2 ejes (600):                 $4.000
  • Categoría 5 – Volquetas, Camiones 3 y 4 ejes:                     $4.000
  • Categoría 6 – Camiones 5 ejes:                                             $4.000
  • Categoría 7 – Camiones 5 ejes:                                             $4.000

“Cerrado permanentemente”, así aparece en Google Maps a la hora de buscar la ubicación del peaje en la plataforma. Son varios los habitantes del norte que manifiestan, que el peaje de Niquía los tiene atrasados comparados con los municipios del sur. Para ir a Barbosa, son tres peajes que pertenecen a Hatovial, los que se tienen que pagar.

Peaje cerrado permanentemente