fbpx

Por riesgo de otro derrumbe, sigue cerrada la vía Medellín – Bogotá

Aunque ya se removió el material que cayó sobre la vía, la autopista Medellín – Bogotá, a la altura del municipio de San Luis, en Antioquia, tendrá paso a una sola vía entre 7:00 am y 5:00 pm y tendrá cierre total programado entre 5:00 pm a 7:00am para el paso vehicular debido a que continua el riesgo de derrumbe, pues se sigue desprendiendo material, lodo y rocas.

Según el Instituto Nacional de Vías, Invías, entidad responsable del mantenimiento y operación de la que es tal vez la más importante arteria vial del país por unir a Bogotá y Medellín, “la medida de cierre es adoptada por movimientos del talud y desprendimientos de roca en el kilómetro 46+150”.

riesgo
Imagen tomada de El Colombiano

Leer también: Camión se volcó sobre un automóvil en la vía entre San Gil y Bucaramanga

Cabe recordar que en este sitio, el pasado sábado 12 de diciembre, a las 6:30 a.m., un alud de tierra cayó sobre varias casas a orilla de la vía, dejando un saldo de dos personas muertas y tres heridas. Desde ese momento las labores para la remoción de tierra no ha parado y la atención a las víctimas y damnificados sigue siendo prioridad de las autoridades.

“El saldo es de 20 familias afectadas, 31 personas que están siendo reubicadas temporalmente, ya muchas están donde familiares, pero algunos no tienen dónde y se les da arriendo temporal y mercados”, detalló Nelson Duque, sicólogo del Comité de Gestión de Riesgo del municipio de San Luis, que ayer se hizo presencia en la zona para seguir atendiendo a los afectados y definir soluciones.

banner repuestos 3

Mientras tanto, Invías, con ingenieros, geólogos, obreros, maquinaria amarilla y volquetas sigue al frente de las labores para abrir paso por el sector, conocido como la vereda El Silencio, el mismo punto que una semana atrás había sufrido otro deslizamiento en el que no hubo víctimas.

También le puede interesar: Peaje en La Línea: piden suspender su cobro hasta que arreglen la vía

“Aún no podemos dar paso porque sigue el riesgo. Se va a habilitar un paso provisional al costado derecho de la vía (yendo hacia Bogotá) para los vehículos, y adicional se va a abrir una terraza en la parte media de la montaña para tratar de estabilizar unas grietas que son las que presentan riesgo”, comentó uno de los ingenieros de Invías. Aún no se habla de fecha de apertura total de la vía.